Tag blogs

El 17 de mayo se celebra el Día Mundial de Internet, y desde Artvisual lo celebramos analizando cómo se ha transformado nuestra sociedad. Por supuesto, la “vida real” sucede fuera de las pantallas, pero lo cierto es que miramos nuestro teléfono móvil unas 150 veces al día; vamos en metro, en el autobús o estamos en una sala de espera, y el 95% de las miradas se dirigen hacia abajo, a los móviles o a las tablets. Sí, Internet es omnipresente y ha ido ganando terreno en nuestras vidas de manera que ahora muchos no sabríamos volver atrás.

 

Las revoluciones de Internet

Se ha creado un estilo de vida basado en la centralización de la mayoría de nuestras actividades en torno a un dispositivo con Internet: vida social, ocio, compras, comunicaciones, deporte, juegos, música, estudios, trabajo… Estos son algunos ejemplos:

  • La comunicación se ha hecho mucho más fácil y rápida. Con los chats, las videollamadas y la mensajería instantánea podemos estar mucho más en contacto con quienes queremos. Sin embargo, a esta gran ventaja debemos sumarle inconvenientes: estamos experimentando la necesidad de permanecer siempre conectados y disponibles para los demás.

Comunicación instantánea

  • La información es más abundante e inmediata que nunca. El volumen de datos que manejamos desde el nacimiento de Internet ha crecido incalculablemente. Podemos consultar fuentes de información infinitas en tiempo real. Cualquiera puede convertirse en informador, opinador o influencer, afectar a la reputación de una marca o institución. Pero de igual forma, también estamos todos más expuestos a la “indiscreción” de un tuitero o de un usuario de Facebook poco cuidadoso.
  • Las compras online. El comercio ha experimentado una revolución gigante: podemos comprar durante 24 horas el día desde cualquier lugar en el que nos encontremos. Las compras virtuales están creciendo exponencialmente, al igual que el número de e-commerce. Incluso cuando hacemos alguna compra física, es cada vez más habitual que lleguemos al comercio después de haber visto en Internet lo que queremos, y de habernos informado detalladamente. No concebimos que un negocio no tenga tienda online. Es como si todas nuestras decisiones de compra estuviesen ya mediatizadas por la Internet. 
  • Las redes sociales han cambiado la forma de relacionarnos y algo importantísimo: la imagen que proyectamos de nosotros mismos a los demás. Las redes sociales nos ayudan a empezar una amistad, a conservarla o a reencontrar a los amigos perdidos por el tiempo o la distancia. Sin embargo, también pueden mantenernos permanentemente pendientes de cultivar la imagen que nos hemos creado en Internet, compartiendo nuestra vida cotidiana con los demás. Por este mismo motivo ha cambiado también mucho el concepto de privacidad. Se nos abren nuevas preguntas como sociedad: ¿hasta dónde debemos compartir nuestra vida? ¿Cómo educar a los jóvenes para que hagan un uso correcto y beneficioso de las redes sociales? Indudablemente, cada gran avance tecnológico incluye aspectos positivos y zonas de sombra que merecen ser debatidas.

Dispositivos conectados a internet

  • El amor no surge en la discoteca, sino en una app. Bueno, esto no es siempre así (no desanimemos a los románticos), pero es una tendencia al alza. La falta de tiempo y el cambio en las relaciones sociales, ha hecho proliferar este tipo de relaciones.
  • Ya no llevamos el curriculum físicamente a las empresas. La búsqueda de empleo ahora se realiza mucho más online, a través de plataformas especializadas o de redes sociales profesionales. Además, ha surgido la posibilidad del teletrabajo, trabajar desde casa gracias a la conexión a Internet. Esta última opción todavía es minoritaria, pero más por una cuestión cultural (estamos muy acostumbrados al trabajo presencial).
  • La forma de estudiar también ha cambiado. Tenemos la posibilidad de la formación online, sin asistir físicamente a las clases, sino a través de los llamados campus virtuales.
  • Incluso la administración pública ha incorporado Internet en beneficio de los ciudadanos (aunque ésta, a un ritmo infinitamente más lento que el resto de ámbitos de los que hemos hablado). Si queremos, podemos hacer por ejemplo la declaración de la renta sin acudir a ninguna sede física de la Agencia Tributaria.
  • Han surgido nuevos objetos y han desaparecido otros. Hace unos cuantos años, ¿quién podía hablar del palo selfie, de los blogs o del Big Data? ¿Y quién podía imaginarse que los periódicos de papel o las cartas caminarían hacia su desaparición? La mensajería instantánea pasa por encima de la conversación telefónica; cada vez se mueve menos dinero en efectivo y se realizan más transacciones virtuales.

El palo selfie ha experimentado un boom

 

Gracias a Internet, la forma de vida de los últimos años ha cambiado mucho. Si alguien se hubiera dormido en los años 90 y hubiese despertado en 2016, se encontraría con un mundo totalmente diferente y al que debería adaptarse mucho. Por parte de Artvisual, sobre todo, ¡gracias Internet, por traernos el diseño web, las apps móviles y el desarrollo de tiendas online! Te lo debemos todo.

 

 

 

Más allá de vender los productos o servicios, las marcas necesitan crear lealtad entre sus clientes y ellas, es decir, fidelizarlos. Las empresas aspiran a que las decisiones se tomen más con el corazón, simplemente porque es esa marca, porque es ella y somos fieles. Añoran que vayamos directamente a elegirlas sin que intervenga la razón ni la objetividad. ¿Qué hacer para que surja el amor?

 

Factores que influyen en la fidelización

El tiempo

Llegar a ese nivel de conexión no es nada fácil y requiere mucho tiempo. Las relaciones cliente-empresa son largas, como las amorosas: del flechazo al matrimonio pasan muchas etapas y un cierto tiempo. Muy frecuentemente, las marcas se entregan a las ofertas y a los cortos plazos, que proporcionan resultados inmediatos en ventas. Sin embargo, cuando hablamos de fidelización no se trata de conseguir beneficios económicos directos, sino que esto es algo que llega de una manera más sutil y más lenta. Si la marca se lanza a hacer descuentos, a campañas agresivas para vender, puede incluso llegar a perder valor a ojos del consumidor. Si opta por lo contrario, por intentar conocer muy bien al consumidor y “cultivarlo” lentamente, los efectos son los opuestos: la marca gana valor.

Sin embargo, lo más razonable es equilibrar las dos ideas: el beneficio económico rápido es necesario porque soluciona nuestras necesidades monetarias inmediatas,al igual que tener un sustrato de consumidores fieles y prescriptores, que a largo plazo son capital humano y también capital económico.

 

Conocer la opinión de los consumidores y tenerla en cuenta

Las redes sociales son la mejor forma de la que disponemos para construir relaciones duraderas y de calidad con los clientes. Nos permiten hacer una escucha activa, es decir, escucharlos y poner en práctica los cambios las mejoras que sugieran. No basta con atenderlos, sino que tienen que sentirse escuchados, tenidos en cuenta. Las redes sociales pueden funcionar como un inmenso servicio de atención al cliente, y tratadas con mano izquierda, educación, buen tono, disposición y celeridad, pueden alimentar mucho la fidelización de los clientes. Si la marca demuestra una actitud humilde ante las quejas o críticas, y las soluciona diligentemente y sin fisuras, habrá ganado mucho más que dinero.

 

La importancia de las redes sociales en la fidelización de clientes

Adaptarse al máximo a las circunstancias y necesidades del cliente

No queremos sólo que nos consuma periódicamente cada vez que nos necesite, sino aportarle valor que solucione sus problemas. Esto podemos hacerlo a través de nuestro blog, publicando contenido que realmente ayude al cliente. Ya no buscamos que tome una decisión de compra a nuestro favor, lo que deseamos es que se enganche a nosotros, que cuando necesite ayuda o respuestas también nos busque, no sólo cuando necesite el producto o servicio. Que no lo dude, que nos busque a nosotros: ese es el engagement.

 

El trato

Mímalos. Que sepan que recuerdas sus gustos, que no tengan que repetirte lo que les preocupa. Los clientes son el mayor patrimonio de tu marca. Que te contraten es un orgullo, pero que se comprometan contigo, que te sean fieles, es un orgullo aún mayor. Por supuesto, cuando te demuestren este grado de compromiso, agradéceles su confianza.

Las empresas aspiran a que las decisiones se tomen más con el corazón. Añoran que vayamos directamente a elegirlas sin que intervenga la razón ni la objetividad, solamente porque son ellas.

 

Cómo generar engagement

Conclusiones

  • Recuerda, es mucho más costoso atraer a un cliente nuevo que conservar uno que ya se tiene. O sea que te conviene invertir en fidelización, aunque sea sólo por las ventajas económicas que conlleva.
  • Si el consumidor comparte nuestro contenido en redes sociales, es una publicidad de un valor altísimo, ya que no es nuestra voz sino la del consumidor hablando sobre nosotros positivamente. En este punto de compromiso, los clientes se han convertido en prescriptores de la empresa, es decir, propagan su mensaje y la recomiendan a niveles personales a los que la empresa nunca podría llegar.
  • La calidad en la escucha y en la gestión de reclamaciones es fundamental.


Conseguiremos fidelizar cuando no sólo queramos el dinero del cliente sino su satisfacción. Para ello, no deberemos hacer sólo lo previsible, sino ir más allá para que el cliente reciba más de lo esperado. Como dice Mario Catalán, consultor de estrategia de Artvisual, “No todo es precio sino servicio”.

Incapaces de encontrar financiación para su startup en los canales habituales, las fundadoras de Dabble han iniciado una campaña de 30 días en Internet en la que utilizan la honestidad como herramienta para captar inversores y clientes

En las últimas entradas del blog hemos visto numerosas historias de éxito de  pequeñas startups como NoRedInk y de audaces emprendedores como Jon Origer. Empresas y personas que han conseguido o están en el camino de lograr el éxito que asegure la supervivencia. Pero la realidad es más dura y las historias de fracaso son más comunes que las de los triunfos. Las estadísticas demuestran que son muchas las empresas que cierran en los primeros cinco años.

¿Cuánto puedo continuar ganando muy poco dinero? ¿Cuánto tiempo puedo seguir estando de acuerdo en tener contratados empleados y pagarles mucho menos de lo que se merecen? Estas han sido las contundentes y reales palabras que Erin Hopmann, fundadora de la startup educativa Dabble, ha compatirdo en una entrevista concecida a Mashable.

Muchos fundadores y emprendedores pueden que se sientan identificados o que hayan experimentado lo mismo en algún momento. Presentar la empresa de la mejor manera posible es algo que todos los que se lanzan a una aventura empresarial hacen con el fin de atraer inversores, a la prensa y en último lugar, a los clientes. Sin embargo, después de saber que los recursos de su startup se estaban acabando, Hopmann y su socia y cofundadora Jess Lybeck han optado por darle una vuelta a este planteamiento y han hecho de la honestidad una nueva forma de buscar financiación, pero también de la que aprender.

Leer más

Ghost aspira a convertirse en la plataforma de blogs favorita de los bloggers sin conocimientos específicios de programación facilitando la gestión de los contenidos y haciendo mucho más intuitiva la utilización de la herramienta.

¿Qué es Ghost?

Ghost es una plataforma de blogging de código abierto que espera revolucionar la forma de hacer y concebir los blogs. ¿Era necesaria una más? Más bien, es necesaria una alternativa. La propuesta, para empezar, ha conseguido captar la atención bastantes bloggers. En Abril del 2013, Ghost, al igual que han hecho muchos otros proyectos, lanzó una campaña de Crowdfunding en Kickstarter. El objetivo: conseguir 25.000 libras. El proyecto ha cerrado con una cifra final cercana a las 200.000.

Se espera que la primera versión de la plataforma sea accesible a finales de verano de este año 2013, pero unos pocos privilegiados ya pueden disfrutar de una versión  beta.

Leer más

10 jul
2009

Haciendo más social tu Web

Escrito por

facebookWordPress permite añadir a los blogs funcionalidades extra a través de widgets y de plug-ins que mejoran mucho las prestaciones de la web. Uno de esas ampliaciones, quizá el primer paso en una estrategia para socializar tu blog, esañadir una barra que permita compartir el contenido a través de canales sociales como Delicious, Twitter, Digg…

También es posible mostrar dentro de tu blog tu perfil de Twitter y actualizarlo con tus últimas entradas. Para ello hay disponibles varias opciones que te permiten, incluso, comunicar de manera automática cuando se actualiza tu blog.

Claro que si queremos integrar nuestra Web con las redes sociales no nos podemos olvidar de Facebook. También existen aplicaciones, como Wordbook, que con un configuración mínima integra tu cuenta en esta red social con tu blog de manera que puedas enviar información de una a otra.


10 mar
2009

Redes sociales para las RRPP

Escrito por

Alejandro Suárez (fundador de Red de Blogs, OcioNetwork SL y Yes.fm) recoge algunas conclusiones sobre la aplicación de las Redes Sociales en las estrategias de RRPP de las empresas. Algunas de sus conclusiones son las siguientes:

- El medio no es el fin, es sólo parte INICIAL del camino (lo que quiere decir que abrir una cuenta es solo el punto 0.

- Hay que aportar algo a los usuarios, aunque sea simbólico. Las chapitas de Obama o las hamburguesas de Burger King son un ejemplo

- No incordiar. El spam es spam. Los mensajes indiscriminados y continuos molestan y tienen un efecto negativo.

- Capacidad de autocrítica. A mucha gente no le gusta que se usen las redes sociales con fines comerciales; hay que saber aceptarlo y no enfrentarse a ellos.

- Colaborar activamente. Convertirse en un valor en la red social ayuda a tener mejor imagen y a ser aceptado.

- Sigue al usuario, mímamalo y hazle entender que te preocupas por él. La imagen que esto genera no tiene precio

- Usa el offline; las acciones online son buenas pero si se trasladan a la vida real incrementan su efectividad.

Vía: Alejandro Suárez, más datos en eTc